Sorteo Navidad @cosmeclinik

Cosmeclinik quiere celebrar contigo la navidad de una forma muy especial.

Por eso te invitamos a que participes en nuestro sorteo en el que no sólo va a salir ganando tu piel. Además del lote de productos Cosmeclinik que sorteamos valorado en 100€ queremos dar un toque más personal a nuestra cesta de navidad. Por eso, junto con el lote os vamos a regalar una obra de arte. “Caricias”… porque una piel cuidada y sana da las  mejores caricias.

Para participar pinche aqui

“Caricia” es una serigrafía sobre papel del artista Hilario Bravo Maldonado. Extremeño que cosecha una larga trayectoria apoyada por numerosos reconocimientos desde que comenzara en el mundo del arte en 1972. Su trabajo ha evolucionado, desde sus primeras incursiones en el arte conceptual y de acción hasta llegar a una colección basada en la madurez y sustentada en series y ciclos de una gran coherencia, y con una indudable personalidad. Obras en las que ha ido incorporando su interés por la literatura y la poesía, el lenguaje, la historia, la mitología, la religión, la naturaleza, el amor y todo lo que concierne al ser humano.

Caricia

Pero antes de llegar a esa madurez ha profundizado y estudiado sistemas religiosos y actitudes cosmogónicas de otras culturas, como la africana y la oriental. Plasmadas en sus obras gracias a sus viajes por Centroeuropa y sus estudios en diferentes museos de este continente.

A lo largo de toda su carrera como artista ha cosechado una obra muy personal. De ella, nace “Caricias”. Un trabajo muy representativo de nuestro mensaje “Cosmeclinik te cuida”. Para Hilario ha sido todo un desafío encargarse de esta propuesta. Y esto ha sido lo que nos ha contado Hilario.

Al aceptar el encargo de Cosmeclinik para realizar una imagen que pudiera servir de presentación de sus productos, más que un trabajo, lo acepté como un reto.
La pregunta que inmediatamente surgió en el estudio fue ¿de qué forma puede dibujarse algo tan tangible y a la par tan extraordinariamente difícil de expresar, tanto verbal como iconográficamente, como la piel?
La respuesta podría venir dada si conseguía alejarme de la visión naturalista y podía introducirme en el tema con un enfoque más poético ¿Por qué, entonces, no recurrir directamente a esa aproximación lírica para tratar el tema?
Es así que, indagando entre los poetas españoles, pude hallar el singular poema de Vicente Alexandre titulado “Forma”, donde habla de la piel y de las sensaciones que el poeta experimenta al acariciarla. La respuesta estaba, pues, en la caricia… ¿pero, cómo dibujar una caricia? Estaba, de nuevo, en un atolladero.
Queriendo hallar una respuesta satisfactoria a la cuestión, comencé a mover la mano como quien acaricia la seda y, con los ojos cerrados, trataba de reconocer ese estremecimiento que produce el contacto de los dedos con la piel en una caricia. Fue al abrir los ojos cuando vi el movimiento de esa mano anhelante, y ello me llevó inmediatamente a la verticalidad del formato y a la secuencia de la mano que recorre la longitud de la espalda de la persona amada, representada por una flor. Acababa de encontrar mi respuesta al reto de dibujar una caricia.

Share

Categorías: Concurso

1 comentario

Deja un comentario

Abrir la barra de herramientas