Cuidado e higiene de pieles con acné

El acné es uno de los motivos de consulta más frecuente en la consulta del dermatólogo, dado que afecta aproximadamente al 80% de los adolescentes, y además puede prolongarse en la edad adulta. Las formas moderadas y graves pueden causar importantes problemas psicológicos.

Existe una creencia generalizada de que el acné es una infección de la piel, pero en realidad hoy sabemos que el acné se produce por la interacción de 4 factores:

  1. Aumento de la secreción sebácea, es decir, producción excesiva de grasa por la piel.
  2. Alteración de la queratinización de folículo piloso: se forma un tapón de queratina que obstruye el folículo, es lo que se conoce como espinillas y puntos negros.
  3. Proliferación de bacterias.
  4. Respuesta inflamatoria: la inflamación da lugar a la formación de elementos con pus y nódulos.

NO EXISTE UN TRATAMIENTO QUE ACTÚE SOBRE LOS CUATRO FACTORES.

El tratamiento del acné tiene una doble vertiente:

1.- Régimen higiénico-dietético.

2.- Farmacológico.

RÉGIMEN HIGIÉNICO

Además de los tratamientos médicos farmacológicos, indispensables para el control del acné, los cuidados higiénicos son fundamentales para conseguir una mejoría más rápida y sobre todo, duradera (pincha AQUI para descargar).

CONCLUSIÓN

En resumen, el acné se debe a varios factores. El tratamiento no debe ceñirse solamente a la medicación, siempre prescrita por el especialista dermatólogo, sino que para conseguir los mejores resultados debe acompañarse de dieta sana, higiene adecuada de la piel y usar cosméticos que no la perjudiquen.

Dr. Francisco José Martín Gutiérrez

Dermatólogo.

www.adermis.es

www.adermis.blogspot.com.es

Share

Categorías: Consejos

Deja un comentario

Abrir la barra de herramientas