Cuidados tópicos con la isotretinoína

Uno de los fármacos más eficaces para el tratamiento del acné es la isotretinoína oral. Su uso ha de ser siempre prescrito y supervisado por el dermatólogo debido a sus potenciales efectos secundarios.

La isotretinoína es un fármaco indicado para tratar el acné noduloquístico. Reduce de forma rápida y eficaz la producción de sebo y tiene una acción anticomedogénica y antiinflamatoria. El problema que supone este tratamiento son los múltiples efectos adversos que produce. Además, es un fármaco altamente teratogénico, por lo que está absolutamente contraindicado en mujeres embarazadas. Requiere un seguimiento riguroso por parte del dermatólogo.

Alguno de estas reacciones adversas pueden ser las siguientes:

  • Aparición inicial de más lesiones de acné.
  • Sequedad de la piel y las mucosas.
  • Fragilidad cutánea.
  • Enrojecimiento y descamación de la piel.
  • Queilitis o sequedad labial.
  • Sequedad en los ojos.
  • Irritación ocular.
  • Tolerancia reducida a las lentillas.
  • Dolores de cabeza o musculares.
  • Elevación de las enzimas hepáticas (transaminasas) y/o de los lípidos (colesterol y triglicéridos).

Para minimizar la aparición de los potenciales efectos secundarios de la isotretinoína recomendamos a los pacientes algunas medidas entre las que se encuentran:

  1. Uso habitual de un bálsamo emoliente labial que el paciente debe de llevar siempre encima para hidratarse continuamente los labios. La sequedad de los labios con la eventual formación de grietas suele ser una de las quejas más frecuentes de los pacientes.
  2. En los pacientes que sienten sequedad ocular, lo que principalmente ocurre en aquellos que usan lentes de contacto, se aconseja el uso de lágrimas artificiales a demanda.
  3. En la superficie facial recomendamos que se suspendan el resto de tratamientos tópicos que se realizaban anteriormente, incluyendo los jabones para pieles grasas, que podrían ser irritantes durante el tratamiento. Es fundamental el uso de limpiadores faciales suaves específicos que serán recomendados por su dermatólogo.
  4. Si la sequedad facial es muy acentuada, se aconsejan cremas hidratantes específicas. En el resto del cuerpo la piel también se seca por lo que también se debería de utilizar una crema emoliente (hidratante) a diario.

Durante el tratamiento es conveniente evitar:

  • Exposición solar. Tanto en la cara como en las zonas expuestas del cuerpo se debe utilizar ropa de protección solar, gafas de sol y un factor de protección solar mayor de 30. Existen en el mercado fotoprotectores específicos para pieles sensibles.
  • Ingesta de alcohol. El alcohol también puede elevar las transaminasas.
  • Comidas ricas en grasas animales. Hay que evitar que se eleven los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Se recomienda tener precaución con la depilación y evitar otros procedimientos irritantes que no sean estrictamente necesarios (peeling, limpiezas de cutis, etc.).

Por último, aunque lo más importante, las mujeres en edad fértil deben de comprometerse a realizar un método anticonceptivo efectivo durante todo el tratamiento y hasta pasados cuatro meses después de la suspensión del mismo por la posibilidad de que la medicación provoque malformaciones en el feto.

Dr. José Neila Iglesias

Dermatólogo.

Share

Categorías: Acné, Consejos

1 comentario

Deja un comentario

Abrir la barra de herramientas